Volver al BLOG

 PORTADA

 SECRETARIA

 SOCIOS

 AUDITORIUM

 Coros y concier.

 Coment. music

 PARTITURAS

 Arch. Histórico

 CRONICAS

 CARTAS

 La Cocina

 Actualidad

 PRIVADO

 CONTACTO

 Enviar comentario

 AYUDA

Pequeña historia y   Presentación privilegiada. José Bailo

Nos llegan a estas playas del Blog ,  unos  Villancicos   que   nos traen en cuerpo y alma la   Navidad intensa  de Comillas , que saben  a Schola pura y dura.   Tienen su  pequeña historia.   Los autores de los villancicos son el P. Jose Ignacio  Prieto , al que se une , con su “Villancico triste” un discípulo aventajado de nombre Rafael Manero. El nombre del intérprete,   Gregorio Azagra.  ¿Os suenan? . El intérprete es mucho  más que intérprete , se transfigura en los autores y compite con ellos y a veces descubre tesoros insospechados para ellos mismos, que estaban ahí prendidos en sus pentagramas esperando    la mano del arpa becqueriana, la de Azagra .   A sus interpretaciones, que afortunadamente van saliendo en el Blog , sucede  lo que a la primavera , que han venido y nadie sabe cómo ha  sido. Yo he tenido el privilegio de haber asistido al  proceso creativo de la mayoría de ellas, a una incesante llegada de unos discos detrás de otros, laboriosos, exultantes, temblorosos como él diría  , alucinados, en los que él mismo quedaba luego “atrapado” y     que traían en su concha , nada menos que  la musica  en vivo que nosotros habíamos cantado en su momento,   tanto en los  Conciertos de Santa Cecilia, como en     nuestras  Semanas Santas  tan dramáticas  y en los conciertos navideños, u oído en las tardes  de la Sala de Música, con el mismisimo Prieto,  y nuestro  entrañable  Bernardo Socobehere.  ¿Cómo es posible tanto logro? A Rafael Manero y a mi nos ha  cabido este privilegio. Situados en puntas de un triángulo geográfico  que uná Madrid con Tudela y un pueblecito de Barcelona, imaginaos   un flujo incesante durante años de una música ,la nuestra , en plena ebullición, que nos tenía conectados,  encandilados,  a medida que se iba produciendo . Impagable experiencia. Asi  oímos los primeros  estos  Villancicos que hoy saltan al Blog . Y si queréis saber  lo que el responsable de   estas bellezas  sonoras  que nos  acaban de regalar capta en los villancicos que interpreta, leed lo que nos dice sotto voce , en plena confidencialidad:

“ Estoy atrapado. El que quiera conocer al prieto-compositor, intimista, sumergiéndose en las armonías impresionistas que rozan los pliegues más escondidos del espíritu, formas sutiles, de estructuras melódicas perfectas...tiene que oir estos villancicos. Debussy los hubiera envidiado. Me resultan embriagadores. Y en el "Villancico triste" se oculta tembloroso Rafael Manero. No hubiera necesitado componer más. En este villancico lo reconozco. Hay que internarse en el espacio infinito de las galaxias lejanas para  escuchar, lejos del ruido terrestre, el triste lamento. ...
 Los estoy escuchando mil veces y no son los típicos villancicos populares, como es lógico. Son auténticas miniaturas de extremada belleza y perfectos en la concepción musical. Hay uno que nunca se cantó, me parece, el Norabuena con dos estrofas debussyanas en las que se conjugan el acompañamiento y la voz en una textura de modernísima armonía impresionista. .... El Villancico Infantil es más dificil de lo que parece para lograr la sonoridad adecuada.”

No hay mejor Introduccion  que ésta , tan impresionista como el Debussy de Prieto,   a los 12 Villancicos que vamos a oir.

 
  1.- Villancico Infantil >
2.- Dónde vais>?
3.- A la Gala del Zagal >
4.- Alegría, Zagales >
5.- De una virgen >
6.- Camina la Virge Pura >
*(ver letras de los villancicos)
 
7.- Norabuena vengáis al mundo >
8.- Oye Zagal >
9.- Quedito Silencio >
10.-Adeste Fideles >
11.-Noche de Paz >
12.-Villancico Triste >

*(ver letras de los villancicos)
 
   

REGALO DE NAVIDAD  José Manuel Ruiz Marcos

(Ya había caído la noche. Las horas en que la soledad araña al alma con más fuerza.
Hablabamos del Villancico Triste:
“Niño mío, mi Padre
Y estoy llorando…”

Hablábamos de las  melodías más bellas. Y de cómo, el deseo de paz, une la Semana Santa y la Navidad. La paz festiva “de villancico” y la paz ganada tras el dolor… Y así, camo por casualidad, llegamos a Bach, a la coral con que concluye su pasión según S. Mateo (para muchos, el acontecimiento más importante de la historia musical de Europa). Ese era el regalo de paz que Joséma quiere hacernos desde Alemania. Y lo presenta así).

 ¿Será lícito contar extrañas asociaciones?
 Oí, estremecido, los doce villancicos, comentados por José Bailo. Me caló, hondo, el „Villancico Triste“,de Rafael Manero, interpretado por Azagra.
Lo asocié, sin saber de momento por qué, con el „Sólo Dios llora“ que sugiero también como regalo de Navidad.
¿Será que las vivencias que Diciembre nos trae, las nostalgias del pasado, siempre mejor, enroscadas en esos pentagramas, lograron catapultarme “al espacio infinito de las galaxias lejanas“?. Me detuve en las lágrimas del Niño mientras „todo el mundo sonríe“ y las asocié—perdonadme si confundo las dos Pascuas— con las lágrimas que despiden a Jesús. Con el sublime Coro final de la Pasión según Mateo, de Bach, no en la versión triunfal con que lo cantábamos en la Schola („León de Judá, duerme tus sueños, venciste ya, de erguida Cruz“) sino en la íntima y sentida del autor, el cantar sollozante de los amigos de Jesús:

 
„Wir setzen uns mit Tränen nieder
und rufen Dir im Grabe zu:
Ruhe sanfte, sanfte Ruh!“

Nos sentamos, con lágrimas en los ojos,
Y clamamos a ti, en tu sepulcro:
¡Suave descanso, descansa en paz!“

 

 

J.S. Bach, Coral 78. Pasión S. Mateo. BWV 244
Orquesta y coro "Bach de Munich" Karl Richter.
(activar audio si falla el reproducto
r >)
 
Otra vez la paz: la del descanso final y la del  „Noche de paz“. Y de nuevo las lágrimas.  Lágrimas al principio,“sólo Dios llora“ y lágrimas al fin,  en ese recodo de las galaxias lejanas, del infinito donde las paralelas se juntan, las dos paces se hermanan, Navidad y Viernes Santo.
(Casi tan lejanos como Bach, son para mí Azagra y Manero. Pero 
¡me he sentido hoy tan cerca de los tres!)


José Manuel Ruiz Marcos